Etiquetas

viernes, 11 de agosto de 2017

Este jueves, un relato: Reloj que marcas las horas


Esta semana el desafío es escribir un relato en que haya un reloj. He estado pensando que un reloj está relacionado con el tiempo. Y con el misterio. Y cuando hay misterios hay detectives de lo oculto, como Ulises Lestrade y Sofia Electra Valentino.

Para escribir este relato me inspiré en una historia escrita por Roxana B. Rodríguez. Tal vez no sea lo mejor que he escrito, acepto sugerencias si les parece que puedo volver a escribir el relato, una versión mejorada


La hora del Verdugo

Úrsula está en la lujosa habitación de un hotel en decadencia. Está frente a un espejo, deleitándose con su imagen. Entonces  ve a un espectro.

Luego de presentarnos ante el recepcionista, Sofía y yo recorrimos el hotel. Después entrevistamos a Úrsula, la mujer atacada.  Tenía un corte en la espalda, que la preocupaba.
Mi ayudante la tranquilizó, le pasó una crema cicatrizante.  
Miré con atención.

-  Noté que es una marca  para esclavas destinadas al placer.- le dije a mi ayudante- Pero incompleta.  Algo detuvo al espectro.
- ¿Su reflejo? Úrsula estaba frente al espejo.
- Es posible.
- ¿Y esas marcas se usaban en tiempos pasados en un tiempo  en que había esclavitud?- me preguntó Sofía-
 - Exacto.
- La habitación de Úrsula está conectada con ese tiempo.
- Es posible. Está en mejor estado que el resto del hotel. Es un indicio de anomalía temporal.
- ¿Quiénes castigaban a los esclavos?
- Verdugos.
- ¿Y qué verdugo evita su reflejo?
Sofía  había resuelto el caso.

A la misma hora de del día anterior, el espectro apareció en la habitación, para volver atacar a Úrsula.
Pero lo esperaba Sofía, vestida  como Úrsula. Ella estaba dentro de un pentágono, dentro de un círculo. Una efectiva protección mágica.
Irrumpí en la habitación, con un  reloj de arena, que estrellé contra el piso. La arena rodeó al espectro, formando un torbellino, de manos y rostros furiosos, que lo llevó al jardín del hotel. Hubo un resplandor, y luego nada.

Los archivos confirmaron la teoría de mi ayudante. El hotel se había construido sobre las ruinas de una estancia. Generaciones de dueños se habían mostrado crueles con los esclavos.
Algunos se rebelaban pero eran castigados por verdugos, algunos reclutados entre los esclavos más robustos.

Los archivos mencionaron a uno de esos verdugos, que murió violentamente, en represalia por los latigazos y ejecuciones. Pero persistió como espectro, por una anomalía temporal. Úrsula había tenido la mala suerte de estar en el lugar equivocado.

El hotel fue convertido fue en centro cultural, en que Úrsula fue contratada como modelo de dibujo y pintura.
Un taller en que yo y Sofia seríamos bienvenidos.

Más relojes en ¿Quieres que te cuente?



Asuntos paranormales RM


44 comentarios:

  1. Mola!! Me gustan las historias de intriga, de casos paranormales... Y tu relato ha sido fantástico Demiurgo. Haces historias cortas que nos llevan en cuestión de segundos al epicentro, y nos asombras con el final. Interesante tema el que has escogido para este jueves de relatos.
    Yo al pensar en relojes, pienso en el tictac... Y eso me lleva a crear un día especial... Me ha venido a la mente aquel jueves tuyo en el que nos animadas a escribir con títulos de canciones y el resto debía adivinar el grupo musical, enigma musical lo llamaste... Pues con los relojes hubiera hecho algo así, una mezcla de música y acciones "no"normales :)
    Me gustan los personajes de esta historia, Sofía fue muy inteligente al resolver el caso... Y tú muy buen relato, mi aplauso!!!
    Muakksss...
    Mina;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que confirmo quien sos, por el gusto por lo paranormal.
      Me gusta esa calificación de fantástico.
      Eso también me da un indicio, la mención a los jueves. Lo que mencionás podría ser una buena idea.
      Lo fue.
      Recibo tu aplauso.
      Saludos.

      Eliminar
  2. No me quedo muy claro porque marcó a Ursula como esclava, y por qué fue agredida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen planteo. Tal vez porque Úrsula estaba en un lugar peligroso.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Me ha gustado a la vez que me ha intrigado y me ha puesto el vello de punta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te haya gustado. Me gusta haber logrado intriga, que el relato tenga algo de terror.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Marca para esclavas ...
    Entiendo que, volviendo al día anterior, Sofia cambió los acontecimientos hacia Úsrula, por supuesto con la ayuda de Ulises
    No creo que una sugerencia pueda mejorar tu relato, Dem, me ha encantado, es muy bueno.

    Te envío un beso, dulces sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que eso llamó tu atención.
      Creo que entendiste muy bien. Fue lo que hizo Sofía.
      Gracias por tu comentario.
      Gracias por tus deseos.
      Te mando un beso.

      Eliminar
  5. Que buena inspiración.
    Los relatos de ambos son muy intrigantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con eso.
      También los tuyos lo son.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Menudo mal rollo con espectros todavía corriendo por ese sitio. Yo hubiese salido de allí corriendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de uno habría salido huyendo. Pero cuando se investiga la paranormal es otra cosa.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Muy buena idea has tenido el de inspirarte en otra historia, en este caso, en la bonita historia de Roxana, te quedó genial, como a ella.

    Me encantan los textos que se hable de espejos, yo tengo escritos varios poemas sobre ellos.

    Besos especiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una idea que tuve la primera vez que leí el relato de Roxana, que elogias.
      Hay algo de misterioso en los espejos.
      Besos especiales.

      Eliminar
  8. Yo creo que la historia está muy bien, para mi gusto no hay nada que corregir. Me gusta la forma en que ahuyentaron al espectro con el reloj de arena y además Úrsula encontró trabajo...no se puede pedir más.
    Me ha gustado mucho también el relato de Roxana en el que te inspiraste.
    Muchas gracias por participar!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valoro tu opinión especialmente, por ser la anfitriona. Así que comentás que estás bien como está, la dejaré así.
      Que bien que te guste lo que mencionás.
      Es un relato de primera.

      Fue un gusto.
      Besos.

      Eliminar
  9. Tal vez esta parte la dejaría así, y empezaría a pensar en una continuación con el taller de historietas en que está el espejo con la conexión con el pasado, y la modela empieza a dar señales de convertirse en una dama del pasado... o algo así, Ud es el que le puede encontrar la vuelta

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dejo así.
      Planteas una idea que es interesante. Por ahora ni idea como desarrollarla, tal vez en algún momento.
      ¿Alguna idea más?

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  10. Es muy interesante Demiurgo, sólo encuentro algo que podrías corregir para otro cuento; ampliar algunos párrafos.
    La crema cicatrizante apareció de golpe, ¿Los detectives de lo oculto acceden sus casos con cremas en la cartera?
    Me hubiera gustado saber por qué un reloj de arena es un medio protector contra los espectros.
    El tema debe ser que tenes un límite de palabras y eso deja a la imaginación del lector, para solucionar lo que se sugiere en la historia.
    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por lo de interesante.
      Interesante observación. Tal vez forma parte del equipo de Sofía. ¿Es estereotipado que la ayudante de Ulises lleve cosméticos, incluyendo crema cicatrizante?
      Ya he contado en algunas de las primeras historias que llevaban unas valijas con talismanes, ingredientes para química-alquimia.
      Está el tema del límite de las palabras, aunque tal vez pueda incluir alguna explicación a lo que mencionás.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Te has superado amigo, tu historia tiene los mejores componentes: intriga, seres de otros mundos, detectives....realmente es muy bueno. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de que me he superado.
      Y que te gusten esos elementos.
      Besos

      Eliminar
  12. Los espejos siempre han inspirado buenas historias. Me ha gustado el desarrollo de la narración.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algo de misterioso en los espejos.
      Que bien.
      Besos.

      Eliminar
  13. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho el relato, esa mezcla de detectives con el tiempo, crímenes... hmm me ha encantado. Ojalá escribas alguna continuación o algo más de éstos personajes.
    Un saludo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Que bien. Me gusta como lo definís.
      No sé si una continuación pero escribiré sobre los personajes.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Por las dudas, yo no me anotaría en esos talleres, jejje... a ver si hay otro encuentro no deseado!
    =)
    Nota, en la segunda frase de comiste "y yo" después de Sofía, eso hace que se tarde en comprender la situación.
    Un abrazo

    P.d
    para acentuar la relación con el tema del reloj, yo incorporaría algún párrafo en donde se aluda a una hora específica, de esa manera sería más evidente que se responde a la temática juevera de esta semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu jeje.
      Puede ser que suceda otro encuentro no deseado. Lo positivo es que Ulises Lestrade y Sofía serán bienvenidos a los talleres.

      Buena observación.

      Eliminar
  15. Maldita la mala suerte que se emperra con algunos...

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y podría ser peor. Podrían no haber intervenido dos investigadores de lo oculto.
      Interesante comentario, colega demiurgo.
      Saludos.

      Eliminar
  16. ¡Hola! ¡Gracias por la mención! ¡Qué bueno que hayas hecho el cuento! Me encantó, me había quedado la intriga de cómo iban a resolverlo tus personajes. No se me habría ocurrido una anomalía temporal, me gusta mucho eso y como con el truco de ser otra persona logró resolver el caso. El final con el taller sonó de lo más interesante. Me gustan mucho estos personajes, creo que te quedó redondo el relato, disfruté mucho leyéndote.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Correspondía que te mencionara, siendo la autora del cuento inspirador.
      Que bien que te gusté el recurso. Eso surgió para que se relacionara con este jueves. Ya usaron lo de atraer a un espectro a una trampa en la Asignación 3.
      Eso me lo inspiró tu relato.
      Me gusta que gusten mis personajes.
      Que bien que disfrutaste leyendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Pues me ha parecido un relato excelente. Por acá se dice "Ser más inutil que un reloj parado" pero esos relojes aciertan, al menos dos veces al día.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien.
      Curiosa frase. Y también lo que argumentás.
      Saludos.

      Eliminar
  18. El relato logra una nueva y feliz intervención sobre el tema del tiempo. Mucha información en pocas y vibrantes líneas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos relatos incluyen el límite recomendado de unas 350 palabras. Eso implica el desafío de poner mucha información en pocas líneas.
      Que bien que te gusta eso y la temática.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  19. Muy interesante tu relato y la utilización del espejo es casi inevitable en todo relato de terror o paranormal. Muy buena inspiración, no siempre es fácil crear una nueva historia a partir de otra.

    Volviendo al tema de los relojes me hizo acordar a la obra de Dalí, “los relojes blandos”. No sé si tiene que ver con el tema pero hay una anécdota suya muy interesante. Según cuentan, una vez concurrió a un hospital para enfermos mentales. Mientras el Director le mostraba cada uno de los cuartos, el miraba al paciente y decía “poco interesante” hasta que llegó al último cuarto. Allí había un hombre despeinado con ojos desorbitados. Le llamó mucho la atención y dijo, éste, éste si es un loco genial, se le nota enseguida. El director del psiquiátrico le contestó: "Pero señor Dalí, aquí no hay nadie. Está frente al espejo de un armario".

    Abrazos

    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te parezca interesante.
      Hay algo de misterioso en los espejos, incluso hay una sugerencia de una continuación con los espejos como tema.
      Sí, es una anécdota interesante. Y de alguna forma, tiene que ver con el relato.

      Abrazos

      Eliminar
  20. Hola, Demiurgo:
    Me parece que la historia funciona muy bien, nos das todos los detalles que necesita su desarrollo. Y el hecho de que no sea de estructura cerrada la deja abierta a continuar en nuestra imaginación lectora. Creo que el retomar una historia (como tú haces con la de tu amiga Roxana) es de por sí un metáfora de un tiempo no marcado por las horas.
    Un abrazo, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nino.
      Que satisfactorio que te parezca que la historia funciona muy bien. Y esa fundamentación.
      Me da curiosidad esa imaginación lectora.
      Interesante planteo la del tiempo no marcado por las horas.
      Saludos.

      Eliminar
  21. A propósito del reloj, hace un tiempo visité finalmente el cementerio de la recoleta, había pasado por afuera en varias ocasiones.
    Me llamó mucho la atención que el reloj de arena (el tiempo) ocupa un lugar relevante en toda la simbología del cementerio, casi tan destacado como las cruces y la palabra PAX o PX.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía ese dato.
      Tiene sentido al ser un símbolo del tiempo, fue lo que tuve en cuenta.
      Saludos.

      Eliminar
  22. Ueeppp! ¡Me ha gustado mucho! Una esclava sexual... Mmmmm... ¿Te digo la verdad? Yo la hubiese hecho un poco más larga. Me ha dejado con mucha intriga para saber más. Pero muy buena.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que te gustó ese detalle. Casi para desear que Úrsula no fuera rescatada.
      Había un límite de unas 350 palabras, una reglas de los jueves de relatos. Aunque no descarto una versión alargada.
      Que bien.
      Saludos.

      Eliminar